Cerveza Victoria: El Mictlán

  • Photo: Jvdas Berra
    Models: Daniela Gommar, Annie Van Rickley, Toni Siemandi @ New Icon Models
    Style: Blancopop
    M&H: Gio Lozano
    Art Direction: Sebastian Magunaleya, Charles Herrera
    Art: Fortuna de Mierda, Galacttico
    Producer: Mónoca Jiménez
    Agencia: Compra Moda Nacional

  • Primer nivel: APANOHUAIA
    También llamado Itzcuintlan o “lugar de perros”, este sitio estaba a la orilla del caudaloso río Apanohuaia, que el muerto debía atravesar con la ayuda de un xoloitzcuintle de color pardusco. El color era importante, puesto que si se le pedía ayuda a un perro de color blanco, este se negaría diciendo “Yo estoy limpio y no me ensuciaré” y, si se le pedía ayuda a un perro negro, respondería con un “Estoy muy sucio y oscuro, no podrás verme o seguirme”. Por este motivo, era común que se enterrara a los muertos con huesos de perros.
  • Segundo Nivel: TEPECTLI MONAMICTLAN
    El “lugar de los cerros que se juntan”. En este nivel se dice que existían dos cerros que se abrían y se cerraban, chocando entre sí de manera continua. Los muertos, por lo tanto, debían buscar el momento oportuno para cruzarlos sin ser triturados.

    Tercer Nivel: IZTEPETL
    En este lugar se encontraba un cerro cubierto de filosísimos pedernales que desgarraban los cadáveres de los muertos cuando estos tenían que escalarlos para cumplir con su trayectoria.

  • Cuarto Nivel: ITZEHECAYAN
    El “lugar del viento de obsidiana” era un sitio desolado de hielo y piedra abrupta. Se trata de una sierra con aristas cortantes compuesta de ocho collados en los que siempre caía nieve.

    Quinto Nivel: PANIECATACOYAN
    “El lugar donde la gente vuela y se voltea como banderas”. Se dice que este lugar se ubicaba al pie del último collado o colina del Itzehecayan, donde los muertos perdían la gravedad y estaban a merced de los vientos, que los arrastraba hasta que finalmente eran liberados para pasar al nivel siguiente.

    Sexto Nivel: TIMIMINALOAYAN
    “El lugar donde la gente es flechada”. Aquí existía un extenso sendero a cuyos lados manos invisibles enviaban puntiagudas saetas para acribillar a los cadáveres de los muertos que lo atravesaban. Estas eran saetas perdidas durante las batallas.
  • Séptimo Nivel: TEOCOYOHUEHUALOYAN
    Aquí los jaguares abrían el pecho del muerto para comerse su corazón.

    Octavo Nivel: IZMICTLAN APOCHCALOLCA
    En esta “laguna de aguas negras” (Apanhuiayo), el muerto terminaba de descarnar y su tonalli (su alma), se liberaba completamente del cuerpo.
  • Noveno Nivel: CHICUNAMICTLAN
    Aquí el muerto debía atravesar las nueve aguas de Chiconauhhapan y, una vez superado este último obstáculo, su alma sería liberada completamente de los padecimientos del cuerpo, por Mictlantecuhtli y Mictecacihuatl, esencia de la muerte masculina y femenina respectivamente.